miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pasiones Encontradas

Estás frente a mí, bello, esbelto, majestuoso; tus ojos como dos preciosas esmeraldas, clavados en los míos, irradian un extraño fulgor, una fuerza magnética, que me inmoviliza.


Tiesa, atino tan sólo a mirarte, mi vista al encontrarse con la tuya, enciende el fuego, mil chispas van a tu encuentro. Deseo ser tuya, deseo entregarme, quiero morirme en tu abrazo…




Te acercas cada vez más, en tu mirada ahora descubro el mismo ardor, las mismas ansías,
como las mías. Me tiro en la fresca hierba y espero; alrededor hay un silencio total, mortal…




El futuro está esperando al siguiente acontecimiento, el acto a consumirse entre dos que se aman, y la pasión desenfrenada por venir…


Ya siento tu aliento en mi cara, tu suave y pausado respirar, ahora acaricias mi garganta, mi placer y mi pasión se encienden cada vez más.


De pronto clavas tus dientes en mi virginal cuello; gimiendo de gozo, mis sentidos comienzan a vagar, a diluirse, las tinieblas invaden mi ser.


Tu abrazo es cada vez más fuerte, la sangre borbotea, mi blanco cuello se tiñe de rojo, que tú con enorme satisfacción bebes; un movimiento más, una mordida más, mi cuello se quiebra, mis ojos se opacan, hay oscuridad alrededor, y yo entrego mi vida, satisfecha de haber sido poseída por ti…

Este amor, entre una gacela y un depredador está concluido.

Frases celebres en imagenes aqui.