sábado, 3 de noviembre de 2012

Mi tesoro


Buscando la comisura de tus labios
se pasean mis besos pecadores
igual que un suave viento de amanecer.


Como dardos de fuego 
van mis dedos desnudos y feroces
a husmear en los paisajes más inexplorados
de tu fina y morena silueta
trazando en mi mente un mapa 
de cada linea, pliegue y lunar de tu piel.

Recorro de punta a punta tus laberintos
misteriosos, tus callejones sin salida,
el fuego y la pasión crecen con la
lentitud de mi búsqueda.

Al escuchar tu suave grito, ahogado de locura
encuentro al fin el preciado tesoro
que mi mente ubica
y se embriaga con el aroma suave y dulce
que emana de tu ser y que mi alma aspira.

Frases de sabiduría aquí.