lunes, 19 de noviembre de 2012

El error, la cara oculta del aprendizaje

A continuación he resumido uno de los capítulos del libro “La lógica del corazón” de Santiago Alvarez de Mon en la que habla sobre el error y nos brinda aportes interesantes.




“Tener razón es un objetivo pobre para personas hambrientas de saber, 
ganar un argumento es una meta modesta para gente ambiciosa. 
Si cada encuentro humano lo enfocara con el ánimo de aprender, errar o acertar serían verbos irrelevantes.


El fundador de Honda Soichino dice: Para mi, el éxito solo puede ser conseguido por medio del error repetido y  de la introspección. De hecho, el éxito representa el 1% de un trabajo que consta de un 99% de lo que llamamos fracaso”.

Veamos el camino de Abraham Lincoln a la casa blanca, no precisamente jalonado de victorias fáciles.

Fracasó en un negocio en 1831.
Derrotado en la Asamblea Legislativa en 1832.
Fracasó en un segundo negocio en 1833.
Sufrió una crisis nerviosa en 1836.
Fracasó como orador en 1838.
Derrotado como candidato en 1840.
Derrotado para el congreso en 1843.
Derrotado para el congreso en 1848.
Derrotado para el Senado en 1855.
Derrotado para Vicepresidente en 1856.
Derrotado para senador en 1858.
Elegido presidente en 1860.

Este círculo de errores se llama perseverancia, solamente en sus dominios se puede manejar el error.

En versión empresarial, Young comenta el caso de Goyzueta, famoso presidente de Coca Cola: “En el momento en el que tu motivación fundamental es evitar los errores estás camino a la inactividad. 

Solo tropiezas si te mueves” y el de Steve Jobs y Steve Wozniacks. Cofundadores de Apple Computer: “Su ordenador personal y su ofrecimiento de trabajar fue rechazado tanto por HP como por Atari”.

En el ámbito deportivo, es ilustrativo el ejemplo del conocido entrenador de básquet Rick Pitino. “Esta bien equivocarse, es como un fertilizante. Todo lo que se sobre el coaching lo he aprendido de mis errores.



No le preocupa el error, viejo amigo de la infancia y madurez, sino lo que se hace con él, como se reacciona a sus susurros y lecciones. Si uno no se abre humilde y confiando en sus exigentes arrullos, la consecuencia en forma de despido, es mucho más dolorosa. Con el error, comprensión, trabajo y humor. Con la negación desleal y autoprotectora del mismo, tolerancia cero.



Mr K decía que cuando ganamos un partido, no significa que todo ha ido bien. Cuando perdemos, tampoco quiere decir que todo lo hayamos hecho mal. A veces, una derrota puede ser una victoria. Si un equipo juega al límite de sus posibilidades y roza el triunfo, ¿Se puede decir que ha perdido? Pienso que no. 

Creo que cualquier equipo que saca lo mejor de si es un triunfador. Si constantemente miramos si ganamos o perdemos para ver si lo estamos haciendo bien, no estamos utilizando el barómetro correcto”.

 ¿Qué ha aprendido de los errores?

El peor error es estar detenido y pensar en los pasados errores. Sólo hay que ver atrás para aprender y corregir. Yo me he equivocado mucho en mi vida.

Frases Celebres con imagen aquí