jueves, 2 de agosto de 2012

Cuánto te quiero

¡Cuánto te quiero 
y cuánto me has dolido
no por lo que tú eres
sino por todo aquello que he sentido!

Tantas veces has guardado silencio
cuando acaso debiste haberme dicho
las palabras más duras,
más certeras
que yo había merecido.

¡Cuántas miradas quietas
me has dado suavemente, como a un niño!
¡Cuántos minutos,
cuántos días,
cuántos años has sido mi camino!


Has sido como el agua
que se crece callada sobre el río
y va dando la vida
siempre del modo más sencillo.

Tú eres mucho
de todo aquello que yo llamo mío,
porque has hecho crecer
lo que llevo en mí mismo.

¡Cuánto te quiero,
y sin embargo
nunca fielmente te lo he dicho!

Por eso ahora,
sin que tú me escuches,
calladamente 
te lo digo....
Luis Horacio Duran